General Category > Peligros Cotidianos

Digale NO a los cultivos geneticamente modificados

(1/1)

Paramartasaya:
Just Say no 2 GMO /// DILE NO AL G.M.O.

Paramartasaya:
El mundo segun MONSANTO - amenaza transgenica
El mundo segun MONSANTO se refiere a un libro y a un documental sobre esta inmensa multinacional.

"El permitir patentar plantas o seres vivos como por ejemplo las semillas transgénicas, lleva a unas consecuencias dramáticas, pues los agricultores no tienen permitido conservar una parte de las semillas cosechadas para sembrarlas al año siguiente.



Deben comprar las semillas cada año.
Esto significa que los transgénicos en las manos de Monsanto son un medio para apoderarse de la semilla, que es el primer eslabón de la cadena alimenticia. Si eres el propietario de las semillas, eres el propietario de la alimentación del mundo, y esa es la meta de Monsanto."..........................................................Marie Monique Robin- autora del libro.

http://www.youtube.com/watch?v=C99CklvN__A

Según lo describe la investigadora, la multinacional se comporta como una estructura salida de la mente de George Orwell, ya que tiene una "meta totalitaria y monopolística" y utiliza métodos muy similares a los de la mafia.

El libro hace un repaso de las relaciones entre los políticos encargados de redactar la reglamentación sobre transgénicos y las empresas del sector, con casos de miembros de la administració n pública en EEUU que tras promover leyes permisivas a estos productos, para reducir las pruebas toxicológicas, se pasaron al otro lado, alguno incluso como "vicepresidente" de la multinacional.

Robin se sorprende de la permisividad que hay en España sobre maíz BT, un cultivo de Monsanto que no está autorizado en ningún otro país europeo, y adelanta que está investigando la relación de cuatro personas del Ministerio de Agricultura español con la multinacional, como ocurre también con algunos miembros de comités científicos que asesoran a la Unión Europea.

A continuacion el DOCUMENTAL subtitulado (salvo la presentacion) sobre este gigante que amenaza la agricultura mundial , la variedad de vegetales agricolas y el control de las semillas, mientras su polen contamina todos los cultivos que esten en un radio cercano a la plantacion.
Video cominza en frances y despues de unos minutos los subtitulos en español

http://video.google.com/videoplay?docid=-1552144261451760754&hl=es

El documental señala los peligros resultantes del crecimiento exponencial de los cultivos transgénicos, que en 2007 cubrían 100 millones de hectáreas, con semillas patentadas en un 90% por Monsanto.

La investigación llevó a Estados Unidos y países como India, Paraguay, Brasil o México, cotejando las virtudes proclamadas de los transgénicos con realidades que a menudo son las de campesinos hundidos por las deudas con la multinacional, la de personas que sufren problemas de salud en proximidad de las plantaciones o las de variedades originales de granos amenazadas por las especies transgénicas.

Monsanto tiene la patente de los OGM "Roundup Ready", resistentes a ese potente herbicida que contaminaría entretanto cultivos de plantas comestibles proximos.

Un capítulo del libro, titulado "Paraguay, Brasil, Argentina: la República unida de la soja", relata la introducción de ese cultivo en esos países, que figuran hoy entre los mayores productores del mundo, a través de una política de hechos consumados que obligó a las autoridades de Paraguay y Brasil a legalizar centenares de hectáreas plantadas con granos de contrabando.

La legalización benefició obviamente a Monsanto, que pudo cobrar así las royalties por su producto.





No hay dudas de los resultados de plantar esto transgenicos y estos serán dramáticos, debido a que la plantación de soja viene dentro de un "paquete tecnológico" que se trata de las semillas genéticamente modificadas para ser inmunes a la dioxina, y la propia dioxina, un herbicida que tiene consecuencias trágicas sobre la salud humana, al ser altamente cancerígena y alterar el sistema nervioso central, pero que al productor le sirve para deshierbar y obtener mayores rendimientos. Negocios son negocios.


A medida que se utiliza este "paquete tecnológico" las malezas se vuelven tolerantes, hay pues que aplicar el doble de dioxina, luego la maleza se vuelve resistente y allí ya no hay remedio:

la tierra se desertifica, lo que le ha costado a la naturaleza formar a través de los bosques en miles de años, el hombre destruye en unas pocas cosechas de "oro verde" como se le conoce a la soja. Negocio redondo para los grandes productores de soja, desastre ambiental y sanitario para los países.
La autora del libro nos desvela tambien la mentira de que los transgenicos van a desterrar el hambre porque son más resistentes y más productivos.
"Eso es mentira. Hay estudios que demuestran lo contrario. Son más débiles, resisten menos a las sequías, a las inundaciones. Si una planta ha sido alterada para producir en su interior el insecticida que repele al insecto, emplea parte de su energía en eso, y no en crecer.
Así que luego hay que echarle fertilizantes, que también produce Monsanto. Además, en 10 años, el insecto que causaba la plaga y contra el que se luchaba se ha hecho resistente"

Tres años ha tardado Marie-Monique Robin en descubrir las aristas de este gigante de los transgénicos: tres años de viajes, entrevistas y documentos.

El resultado es inquietante.

Nos encontramos con un libro esencial para entender cómo opera esta



Corporación-17.500 empleados, presencia en más de 46 países y principal productor de semillas del mundo- y cómo ha conseguido, con la complicidad de gobiernos y legislaciones permisivas, dominar el mercado mundial de la alimentación.

Biografía de una industria, radiografía de un sistema de acumulación y explotación de recursos naturales y personas, El mundo según Monsanto es un ejercicio crítico que muestra, de forma clara y comprensible, el rostro más atroz y peligros del progreso global.

La profesional relata las artimañas usadas por la empresa para divulgar estudios científicos dudosos sobre sus pesquisas y productos.

En las obras hay testimonios inéditos de científicos, políticos y abogados. La periodista relaciona la expansión de los granos de la empresa con suicidios de agricultores en la India y detalla las relaciones políticas de la Monsanto que permitieron la liberación del plantío de transgénicos en los Estados Unidos.

En Brasil, ecologistas y movimientos sociales cuestionan los procedimientos de la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CNTBio), responsable por la liberación del maíz MON810. Según estas entidades, el informe presentado por la empresa no garantizaba que el producto era seguro para ser cultivado.

A comienzos de marzo, la Vía Campesina –organización que reúne movimientos de los cuatro continentes, destruyó una plantación de maíz transgénico en un campo experimental perteneciente a la empresa, localizado en el estado de San Pablo.



El trabajo expone además las consecuencias que tiene para el ambiente y el suelo el monocultivo de la soja transgénica. También retrata los efectos en la salud humana de la utilización del Roundup, un herbicida sospechado de producir cáncer.

En síntesis, expone la cara más oscura de la lógica económica neoliberal, a través de la realidad agrícola de América del Norte y del Sur, especialmente de Argentina.


En internet ya son millones las copias y links que circulan sobre el libro y el documental, que está provocando un gran impacto.

El libro está siendo traducido al inglés, al español, al alemán y al japonés. "Estoy sorprendida por el impacto que tuvieron el libro y el documental.

Se habla muchísimo del trabajo, pero más contenta estoy porque parece que llegué en un momento justo con la investigación", inicia el diálogo con todocorrientes.com la periodista e investigadora francesa.

Hoy Monsanto es el primer semillero de soja, maíz, algodón y productor de agroquímicos del mundo. Quien dice semilla, dice Monsanto, pero también dice alimentos.


Son muchos los problemas que genera el monocultivo de la soja transgénica, pero el principal y los más graves son los que genera el Roundup", repite la francesa lo que los científicos le indican en su documental.

"La soja transgénica llegó a Argentina en la época del gobierno de (Carlos) Menem. Un gobierno institucionalmente débil, con un modelo económico neoliberal que permitió que la semilla de Monsanto entrase sin estudios de impactos ambiental ni ensayos previos.

Después vino la crisis económica y el buen precio internacional que tenía la soja ayudó al país. Entonces nadie dijo nada y el Estado hizo la vista gorda. Ahora se comienzan a ver los efectos negativos del monocultivo: las deforestaciones, las inundaciones y los problemas de salud que generan los herbicidas.

UN ALERTA SOBRE LAS CONSECUENCIAS
"Todavía no se sabe cuáles son las consecuencias para la salud humana de la manipulación genética de la semilla de soja. A nivel económico ya se ve que los grandes productores internacionales, Monsanto entre ellos, están haciendo fuertes presiones para comprar y arrendar tierras.

Talan los bosques nativos como en Santiago del Estero, Formosa o Salta, y como consecuencias de las deforestaciones se padecen las grandes inundaciones como ocurrió en Santa Fe.

La cría de ganado y la producción lechera pierden terreno ante este cultivo, como ocurre en la Cuenca Lechera, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria del país", indica Rodin.


"Finalmente como este tipo de soja está ligada a utilización de agrotóxicos, los pequeños y medianos productores de otros cultivos, no pueden seguir con su actividad. El Roundup destruye todo, cualquier cultivo menos la soja trangénica, y genera gravísimos problemas de salud para las personas", evoca algunos pasajes de su trabajo en diálogo con todocorrientes.com.

EL EFECTO MONSANTO

Para que las semillas transgénicas monopolicen el mercado mundial, necesitan de un mecanismo sistemático:

"Monsanto ha patentado las semillas transgénicas. Eso significa que un productor de soja no puede conservar una parte de su cosecha para sembrar de nuevo, si no que tiene que sí o sí volver a comprar las semillas y pagarles las regalías a Monsanto para volver a sembrar".


Monsanto entró en la Argentina a finales del 90 vendiendo sus semillas a un precio tres veces más bajo que en el mercado mundial, y sin cobrar regalías.

Pero ahora está pidiendo al Gobierno argentino que le pague los nueve años de regalías que no cobró", explica la autora del libro.

"En EE.UU. y Canadá el poder de Monsanto es tan grande que en esos países se creó la Policía de los Genes.

Esta controla que los productores no se queden con parte de su producción para utilizarlas en las resiembras, que paguen las regalías del patentamiento y vuelvan a comprar semillas para sembrar.

Van a los campos, toman muestra del suelo y si los productores no pueden probar que compraron sus semillas o el Roundup, porque tampoco se puede comprar genéricos, son multados, le hacen juicios o son expropiados", agrega.

"La meta de todo esto es, a través de las semillas patentadas, acaparar el mercado de las semillas en todo el mundo. Y como las semillas son el primer eslabón de la cadena alimentaria, acaparar la cadena alimentaria misma internacional".



Entrevista a la autora del libro:
¿Qué hace tan peligrosos a los transgénicos?

El 70% está preparado para absorber Rondup, un poderoso insecticida también creado por Monsanto, y nunca hubo estudios para comprobar cuáles eran las consecuencias para la salud de las plantas fumigadas con ese insecticida.

Cuando Monsanto se lanza a los transgénicos desde el principio pretende hacer plantas resistentes a él, no a la sequía u otras cosas. Sabía que en 2000 perdía la patente y, como es el pesticida más vendido del mundo, quería seguir haciendo negocio. ¡No se trata de hacer un transgénico para vencer el hambre en el mundo, eso es una mentira!

Lo sé pues he pasado años investigándolo. Esta idea se la da una agencia de comunicación ubicada en Inglaterra, con el objetivo de que cambie la opinión negativa que se tiene en Europa de los transgénicos. Por cierto, es la misma agencia que llevó la imagen de la copa del Mundo de Argentina en el 78, contratada por la junta militar.
¿La lucha del siglo XXI va a ser por los alimentos y el agua?

Sí, por el control privado de los alimentos y el agua.
¿Qué es lo que más le impresionó al investigar para el libro?

Las consecuencias de los cultivos transgénicos a gran escala, como lo que vi en Paraguay, donde se fumiga desde el aire sobre los campos de pequeños campesinos matando sus recursos. En el documental aparece un niño con las piernas completamente quemadas por el pesticida, de caminar en los campos de soja.

Los campesinos tienen que dejar sus tierras e irse a la ciudad a vivir de la basura. Este modelo es el del hambre organizado.
Dadas las circunstancias ¿qué podríamos comer a día de hoy?

Tengo previsto hacer otro documental y otro libro sobre el origen medioambiental de la epidemia de cáncer y Parkinson que vamos a ver en los próximos años.

El primero se llamará 'El cáncer está en el plato'. Vegetales y frutas tienen residuos de productos químicos tóxicos cuyos efectos no han sido analizados. Es evidente que estamos en el inicio de una epidemia de cáncer, hay expertos que me han dicho que ya se calcula que uno de cada dos europeos va a tener cáncer. Hay que cambiar la manera de comer, es la única solución.

entrevista completa aqui
Marie-Monique Robin:articulo de la vanguardia:


Tengo 48 años. Nací en Gourgé, pueblecito cerca de Poitiers (Francia),
en una familia campesina. Soy periodista. Estoy casada y tengo tres
hijas (11, 14 y 17 años). ¿Política? No me caso con nadie, mi
compromiso es con la gente: por eso pongo mi pluma en la llaga. Soy
agnóstica

> ¿Qué es Monsanto?
> El gigante de la industria agroquímica que domina el mercado mundial
> de la alimentación.

> ¿Cómo logra dominar la alimentación mundial?
> Domina el mercado mundial de semillas: dominar las semillas es dominar los estómagos, la población mundial.

> ¿Y cómo se logra dominar las semillas?

Modificándolas genéticamente y patentándolas. Antes de 1992 no podían patentarse semillas, y Monsanto logró que Estados Unidos lo
permitiese. Hoy tienen mil patentes.

> ¿Es algo que debería preocuparme?
Si te preocupa qué comen tus hijos, sí. Preocúpate por las 80.000
hectáreas cultivadas con maíz transgénico en Catalunya y Aragón: ¿por
qué España es el único país de Europa que acepta cultivos transgénicos?

> ¿No sucede en otros países europeos?

Está prohibido. Con razón: carecemos de estudios sobre los efectos en
la salud humana y en el medio ambiente de los organismos genéticamente
modificados (OGM).

> ¿Y por qué España no los veta?
En el Gobierno de España hay ahora cuatro personas relacionadas con Monsanto.

> ¿Quiénes?
Estoy contrastando los datos y pronto publicaré sus nombres.

> ¿Ese maíz es un OGM de Monsanto?
Sí, se le llama maíz Bt, iniciales de Bacillus thurigiensis: esa
bacteria está en el suelo de forma natural y es insecticida. Si se usa
en preparados pulverizados es eficaz, y el sol la degrada pronto:
resulta inocua para el medio ambiente.
Pero los de Monsanto tomaron de la bacteria el gen que produce la toxina, y lo insertaron en el genoma del maíz.

> Brillante idea: de este modo, ese maíz queda blindado contra los insectos, ¿no?

Sí, pero a un coste peligroso: la toxina intoxica no sólo al piral -
insecto perjudicial para el maíz-, sino también a los insectos
predadores del piral (como la crisopa), y a mariposas, mariquitas,
microorganismos del suelo, pájaros insectívoros...

> ¿Y a mí?
¿Tú comerías insecticida? Pues ese maíz insecticida pasa a harinas,
chips, tacos, cereales, sopas, tortas... ¿Por qué cada día hay más
alergias? ¡Son sobrerreacciones de nuestro organismo ante algo que no
reconoce!

> Con no comer ese maíz, ¡salvado!
No: ese maíz poliniza cultivos de maíz ordinario, contaminándolos,
convirtiéndolos también en transgénicos. ¡Extinguirá el maíz natural!
Y aunque no ingirieses ese maíz directamente..., se lo dan como
forraje a animales que luego tú sí comerás.

> ¿Debo alarmarme, pues?
Mis padres eran campesinos, líderes sindicales agrarios en Francia:
adoptar abonos, pesticidas convencidos de que hacían progresar la
agricultura. Hoy están arrepentidos: la biodiversidad de variedades
hortofrutícolas ha decrecido drásticamente..., y la mayor proporción
de cánceres se da entre agricultores.

Entonces sí podemos alarmarnos...
El herbicida más vendido del mundo se llama Roundup, de Monsanto.
Extermina toda la maleza..., pero no es biodegradable, y es promotor
de cánceres y perturbador endocrino.
¿Cómo no vamos a padecer cada día más cánceres, diabetes, parkinson y alzheimer? ¡Mis hijas y yo ya no comemos vegetales que no provengan de cultivo biológico!

> ¿Herbicidas y pesticidas dan cáncer?
¡Nacen bebés con residuos de dioxinas en sus células! Las dioxinas son
derivados de síntesis químicas de laboratorio. Llegan a los bebés por
lo que comen las madres.

> Esto ya escalofría.
Estamos intoxicándonos. Mire el pan.

> ¿Qué le pasa?
Para que la espiga de trigo produzca más grano, ha sido genéticamente
modificada y protegida con ocho pesticidas y varias hormonas... cuyos
restos te comes en el pan.
¡Claro que hay cánceres de mama y próstata, y el esperma pierde fertilidad! Siete amigas de mi edad tienen cánceres. Ninguna amiga de mi madre lo tuvo a esta edad.

> ¿Y por qué no reaccionamos?
Porque priorizamos la cantidad, la producción, la viabilidad económica, el negocio, los precios... Pero este sistema acabará también con los pequeños agricultores.

> ¿Por qué?
Compran semillas genéticamente preparadas para ser fumigadas con
Roundup, se obligan a comprar remesas nuevas cada año, y son caras.
Perdemos miles de variedades tradicionales, y los campesinos acaban en
manos de Monsanto, arruinándose muchos.

> ¿Qué pasará si se mantiene esta tónica?

Que Monsanto producirá todas las semillas... y todos los productos
fitosanitarios sin los que esas semillas genéticamente modificadas no
fructifican (como el Roundup, que le reporta el 30% de sus ingresos):
¡negocio redondo para Monsanto!

Si se confirma que algún producto es peligroso, lo retirarán, dándoles tiempo para fabricar otro... hasta que vuelva a demostrarse que es cancerígeno o perturbador hormonal. Y así hasta que acabemos todos estériles y enfermos.

Esto es tan tremendo... Cuesta creerle.

Tenemos ya el precedente del agente naranja. Empleado como herbicida
durante decenios, su uso en la guerra de Vietnam ratificó su toxicidad
cancerígena. Así que ha sido retirado. Lo fabricaba Monsanto. ¿Y qué
le ha pasado a Monsanto pese a los millones de damnificados? Nada.

http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html

http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/sojamonsanto2.htm

http://elproyectomatriz.wordpress.com/2008/11/13/¡-transgenicos-en-mi-nevera-i/



Sarahiel:
El mundo según Monsanto – Documental
El mundo según Monsanto”, un libro y un documental de dos horas que denuncia los efectos negativos mundiales que provocan los productos agroquímicos y las semillas de soja transgénica que comercializa la empresa más grande del mundo en el rubro.

El trabajo expone además las consecuencias que tiene para el ambiente y el suelo el monocultivo de la soja transgénica. También retrata los efectos en la salud humana de la utilización del Roundup, un herbicida sospechado de producir cáncer. En síntesis, expone la cara más oscura de la lógica económica neoliberal, a través de la realidad agrícola de América del Norte y del Sur, especialmente de Argentina.

El trabajo embiste directamente a la empresa de Saint Louis – Misuri, EEUU- que en más de un siglo de existencia fue fabricante del PCB (piraleno), del “agente naranja” usado como herbicida en la guerra de Vietnam y de hormonas de incremento para la producción láctea prohibida en Europa. Hoy Monsanto es el primer semillero de soja, maíz, algodón y productor de agroquímicos del mundo. Quien dice semilla, dice Monsanto, pero también dice alimentos.

Es la empresa norteamericana que maneja el mercado mundial de la soja. Es la misma empresa que fabricó PCB, y ocultó durante 50 años que ese aceite era cancerígeno. Ahora es empresa que produce y que patentó las semillas de soja genéticamente modificadas, para resistir agroquímicos y tempestades..


El mundo según Monsanto - Parte 1/8



El mundo según Monsanto - Parte 2/8



El mundo según Monsanto - Parte 3/8



El mundo según Monsanto - Parte 4/8



El mundo según Monsanto - Parte 5/8



El mundo según Monsanto - Parte 6/8



El mundo según Monsanto - Parte 7/8

Aroch:
Estudio de 2010 determinó que transgénicos de Monsanto causan daño a órganos de ratas


En un estudio liberado por el International Journal of Biological Sciences que analizó los efectos de alimentos genéticamente modificados sobre la salud de mamíferos, investigadores descubrieron que el maíz transgénico del gigante Monsanto se encuentra vinculado al daño de órganos en ratas.

Según el estudio resumido por Rady Ananda de Food Freedom: “Tres variedades de maíz de Monsanto trangénico – Mon 836, el productor de insecticida Mon 810, y el absorbente del herbicida Roundup®, NK 603 – fueron aprobados para su consumo por autoridades de seguridad alimentaria en Estados Unidos, Europa y otras naciones.”

Monsanto recolectó sus propios datos estadísticos luego de conducir un estudio de 90 días, aun cuando problemas crónicos pueden raramente ser encontrados luego de sólo 90 días, y concluyó que el maíz era seguro para su consumo. No obstante, la marca de aprobación podría haber sido prematura.

En la conclusión del estudio del IJBS, investigadores anotan:

“Los efectos estaban mayormente concentrados en las funciones renal y hepática, los dos importantes órganos de desintoxicación, pero en detalle difieren con cada tipo de transgénico. Además, algunos efectos sobre el corazón, el bazo suprarrenal y células de la sangre también se observan con frecuencia. Ya que normalmente existen diferencias de sexo en el metabolismo del riñón y el hígado, las alteraciones estadísticamente significativas en la función de estos órganos, vistas entre ratas machos y hembras, no pueden ser ignoradas como biológicamente insignificantes, como ha sido postulado por otros. Por ello, concluimos que nuestros datos sugieren fuertemente que estas variedades de maíz transgénico inducen un estado de toxicidad hepatorrenal (…) Estas sustancias nunca han sido antes una parte integral de la dieta humana o animal, y por ende sus consecuencias sobre la salud para aquellos que las consumen, especialmente sobre períodos largos de tiempo, son actualmente desconocidas”.

Monsanto ha respondido inmediatamente al estudio, afirmando que la investigación se “basa en razonamientos y métodos analíticos defectuosos y no pone en duda los hallazgos de seguridad para estos productos”.

El autor del estudio de IJBS, Gilles-Eric Séralini, respondió a las declaraciones de Monsanto en el blog Food Freedom: “Nuestro estudio contradice las conclusiones de Monsanto porque Monsanto sistemáticamente deja de lado los significativos efectos sobre la salud de mamíferos, que son diferentes en machos y hembras que consumen transgénicos, o no proporcionales a la dosis. Esta es una seria equivocación, dramática para la salud pública. Esta es la conclusión más importante revelada por nuestro trabajo, el único re-análisis cuidadoso de los crudos datos estadísticos de Monsanto”.

http://verdadahora.cl/estudio_de_2010_determino_que_transgenicos_de_monsanto_causan_dano_a_organos_de_ratas.html

Navegación

[0] Índice de Mensajes

Ir a la versión completa