General Category > Peligros Cotidianos

VACUNACION - EL GENOCIDIO SILENCIOSO

(1/1)

Paramartasaya:
Traducción de Adela Kaufmann
versión original
Noviembre 14, 2005

Del sitio Web EducateYourSelf.



¿Por qué esta inexorabilidad letal?

¿Cuál es el objetivo de las autoridades mundiales en destruir la salud de personas, tanto en los países industrializados como en el Tercer Mundo?

Siempre es difícil de imaginarse las intenciones de otros, particularmente cuando uno no está cerca de ellos. Y esto es muy cierto en este caso. Pero hay ciertas ventajas para alguien, en alguna parte, a tan obstinada campaña para las vacunaciones, por cualquiera y todos los medios posibles.

Deben beneficiar a alguien en alguna parte, esto es cierto. No es para nuestra ventaja. Para determinar lo que son estas ventajas, y para quien son, permítanos detenernos y mirar las CONSECUENCIAS de estos programas de vacunación masiva y saquemos nuestras propias conclusiones.

 

La vacunación es cotosa y representa un costo de mil millones de dólares anualmente. Por consiguiente, beneficia a la industria; más notablemente a los fabricantes multinacionales. Uno vende las vacunas. El otro entonces proporciona el arsenal de medicaciones para responder a las numerosas complicaciones que siguen. Sus ganancias aumentan mientras nuestros gastos se van hacia el techo.

Al punto donde lo hemos tenido simplemente hasta aquí y estamos listos para aceptar lo inaceptable, tal como la medicina socializada en los Estados Unidos, por ejemplo.

http://www.pnc.com.au/~cafmr/coulter/sids.html

http://www.pnc.com.au/~cafmr/coulter/vacc-deb.html

http://homepages.enterprise.net/whale/sch.html

http://www.trufax.org/nwcch/vaccines.html
 

La vacunación agota el sistema inmunológico, el mecanismo de defensa del cuerpo. Repito, la vacunación agota el sistema inmunológico. Da un falso sentido de seguridad y, haciendo esto, se abre ampliamente la puerta a toda clase de enfermedades. Notablemente, para aquellos relacionados al SIDA, que sólo puede desarrollarse en tierra fértil, donde el sistema inmunológico ha sido perturbado.

Causa explosión al SIDA. Asegura que la enfermedad perpetuamente florezca.

http //alt.medmarket.com/members/reiddds/h...nfo/immune.html
 

La vacunación conduce a la violencia social y al crimen. ¿Qué mejor manera de desestabilizar un país que desarmar a sus habitantes, y reforzar la policía y el control militar? Las autoridades sutilmente crean situaciones de pánico y miedo entre la población quien, a su vez, hace necesario el refuerzo de medidas de protección, incluyendo, prohibir a los ciudadanos poseer armas.


Las autoridades vienen entonces como salvadores y fortalecen su control. Es cierto que para imponer un solo ejército mundial, primero se debe desarmar a los ciudadanos de cada país. Uno debe, por consiguiente, crear violencia, si han de lograr este desarme, particularmente en los Estados Unidos, donde el derecho para portar armas está garantizado por la Constitución.

 

La vacunación anima la dependencia médica y refuerza la creencia en la ineficacia del cuerpo. Crea personas que permanentemente necesiten ayuda. Reemplaza la confianza que uno tiene en a sí mismo con una confianza ciega en otros, fuera de nosotros mismos. Conduce a la pérdida de la dignidad personal, además de hacernos financieramente dependientes. Nos conduce al círculo vicioso de la enfermedad (miedo - pobreza - sumisión) y, de esta manera, asegura la sumisión de la manada para dominar bien y explotarla.

Y luego los lleva al matadero. Para destazarlos. La vacunación también anima la dependencia moral y financiera de los países del Tercer Mundo. Perpetúa el mando social y económico de países Occidentales sobre ellos.

 

La vacunación le pone un camuflaje a los verdaderos problemas socio-políticos de pobreza, algo debido a la explotación por otros, y resulta en pseudo-soluciones tecno-científicas que son muy complicadas, y la vacunación desvía fondos que deberían usarse para ayudar a mejorar las condiciones de vida, y canalizarlas a través de los bancos de las multinacionales. Es tan sofisticado que los pacientes no pueden entender. Además, la brecha se ensancha entre el dominante rico y el pobre explotado.

 

La vacunación diezma las poblaciones. Drásticamente en Países del Tercer Mundo. Crónicamente en los países industrializados. A este respecto, Robert McNamara, el ex-Presidente del Banco Mundial, anterior Secretario de Estado en los Estados Unidos, quienes ordenaron el bombardeo masivo de Vietnam y miembro del Programa Extendido de Inmunización, hizo algunos muy interesantes comentarios.

Como ha sido reportado por una publicación francesa, "j'ai tout compris" (usted comprende), él ha sido citado afirmando:

"Uno debe tomar medidas draconianas de reducción demográfica contra la voluntad de las poblaciones. Reduciendo la tasa de nacimientos ha demostrado ser imposible o insuficiente. Por consiguiente, se debe aumentar la tasa de mortalidad. ¿Cómo? Por medios naturales. El hambre y la enfermedad ". (Traducción)

 

La vacunación permite la selección de poblaciones a ser diezmadas. Facilita el genocidio del blanco. Permite matar a las personas de cierta raza, cierto grupo, cierto país.

Y dejar a otros intactos. En el nombre de la salud y el bienestar, por supuesto.

http //www.tetrahedron.org/research.htm

http://www.new-atlantean.com/global/birthcon.html

Tomemos África, por ejemplo. Nosotros hemos sido testigos de la desaparición casi total de ciertos grupos. Unos 50% muertos, estiman los más optimistas. Unos 70% muertos, según los menos optimistas. Como si por casualidad, muchos estuvieran en la misma región, como Zaire, Uganda, el sur extremo del Sudán. En 1967, en Marburg, Alemania, siete investigadores, trabajando con monos verdes africanos, murieron de una fiebre hemorrágica desconocida.

En 1969, también por casualidad, la misma enfermedad mató a mil personas en Uganda. En 1976, una nueva fiebre hemorrágica desconocida mató en el sur de Sudán. Lueto en Zaire. Es notorio que desde l968, virologistas (especialistas en virus) han instalado su sofisticado equipo en ciertos hospitales en Zaire. En una audiencia de la CIA, el Dr. Gotlieb, un cancerólogo, admitió haber dispersado, en 1960, una gran cantidad de virus en el Río Congo (en Zaire) para contaminarlo y contaminar a todas las personas que usaban el río como fuente de agua. ¡El Dr. Gotlieb fue nombrado para encabezar el Instituto Nacional de Cáncer!


Hace un par de años, Reuter reportó:

Una enfermedad similar al SIDA ha matado a 60,000 personas en el sur de Sudán. Ellos llaman la enfermedad, el asesino. Familias, pueblos enteros, han desaparecido. Esta enfermedad, el Kalaazar, toma la forma de una fiebre y pérdida de peso. Los síntomas son iguales a aquellos del SIDA. El sistema inmunológico es deficiente y uno se muere de otras infecciones".

Es obvio que África, particularmente esos países en el centro y al sur, contengan fabulosos recursos que siempre han incitado a los occidentales a aplastar a sus habitantes para tomar sus riquezas. Y cuidado con cualquiera que se les interpone en su camino. Las colonias han desaparecido, pero no el colonialismo.

 

La vacunación sirve como una forma de experimentación, para probar nuevos productos en grandes muestras de poblaciones. Bajo la guisa de la salud y el bienestar de la población, las personas son vacunadas contra pseudo-epidemias con productos que quieren estudiar. La vacuna de la hepatitis B parece ser la opción de las autoridades para lograr esta meta. Todavía, esta vacuna es manufacturada por un proceso de manipulación genética. Y es mucho más peligroso que la vacuna tradicional, porque se inocula en células del cuerpo que son extrañas a su código genético.

Es más; esta vacuna es producida de un virus cultivado en los ovarios de marmotas chinas. ¡Solo podemos imaginar cómo se verán futuras generaciones! Pero hay más. También han sido reportadas de causar cáncer en el hígado. A pesar de todo eso, disfruta de gran popularidad entre las autoridades, que lo imponen primero en todos aquéllos que trabajan en el campo de la salud y luego en el resto de la población.

http //www.new-atlantean.com/global/ith_gulf.html

En 1986, las autoridades médicas administraron la vacuna contra la hepatitis B a los niños indios Nativos, en Alaska, sin ninguna explicación o consentimiento de sus padres. Muchos niños cayeron enfermos. Y algunos murieron. Parece que había un virus llamado RSV (el Rous Sarcoma Virus) en la vacuna. Las tribus indias estadounidenses han sido sujetas a muchas vacunaciones. Permítanos ser conscientes que ellos son difíciles de someter, y poseen vastos tractos de tierra que a las autoridades les gustaría tener para su propio beneficio.

Recientemente, cuando yo me encontré un grupo de mujeres Nativas para charlar sobre salud con ellas, salió a colación el asunto de las vacunaciones. Yo estaba dándoles alguna información sobre el tema cuando, de repente, la enfermera del grupo me confió que el gobierno federal le había dado completa libertad en el manejo de su salud, pero con una estricta condición. Que cada vacunación debía ser escrupulosamente aplicada a todos. El silencio era ensordecedor. Todos nosotros entendimos.

En 1988, el Embajador de Senegal dio una entrevista en la radio informando sobre los destrozos del SIDA, en su país, donde pueblos enteros estaban siendo diezmados. Unos años antes, equipos científicos y médicos habían venido a vacunar a sus habitantes contra la hepatitis B.

En 1978, una nueva vacuna fue probada en los homosexuales en Nueva York.

Y en 1980, en aquellos en San Francisco, Los Angeles, Denver, Chicago, y San Louis. Oficialmente, esta "nueva vacuna" era contra la hepatitis B y, como sabemos ahora, causó que muchos de ellos murieran de SIDA. Sonó el "principio oficial" de la epidemia del SIDA en 1981. El programa de la vacunación de homosexuales contra la hepatitis B fue llevada a cabo por San O.M.S. y el Instituto Nacional de Salud.

Hay informes de colaboración entre estas dos organizaciones en 1970 para estudiar las consecuencias de ciertos virus y bacterias presentadas a los niños durante las campañas de la vacunación.

En 1972, ellos transformaron este estudio para enfocarse en los virus que provocaron una gota en el mecanismo inmune. Wolf Szmuness dirigió los experimentos anti-hepatitis B emprendidos en Nueva York. Él tenía vínculos muy cercanos con el Centro de Sangre, donde él tenía su laboratorio, el Instituto Nacional de Salud, el Instituto Nacional de Cáncer, el FDA., la O.M.S., y las Escuelas de Salud Pública de Cornell, Yale, y Harvard. En 1994 se emprendió una inmensa campaña de vacunación contra la hepatitis B en Canadá. Es ambos lugares fue inútil, peligroso y costoso.

¿Y para qué? ¿Hay una agenda oculta?

Yo noto que la Provincia de Quebec es un blanco particular, sobre el curso de tres años.

1992: vacunación contra la meningitis

1993: re-vacunación contra la meningitis

1994: vacunación contra la hepatitis B.

Yo estuve allí en 1993. Me preocupó ver que se apuntaba a una generación entera (de 1 a 20 años), en sólo una provincia. ¿Desde cuando respetan fronteras los virus, y especialmente las provincianas en esto?

 

Los hechos son:

No había ninguna epidemia, ni riesgo de alguna.

Los Epidemiólogos lo confirmaron.

Se administraron tres vacunas diferentes, cada una en un área designada.

Se seleccionaron ciertas enfermeras y fueron entrenadas para administrar una vacuna especial.

Todos los niños fueron metidos a un banco del datos informatizado.

La presión para vacunar a los niños era enorme:

Las escuelas fueron convertidas en clínicas.

Aquellos que no quisieron ser vacunados estaban señalados y tratados como proscritos sociales.

Las enfermeras cazaban en los hogares a los padres que no querían vacunar a sus hijos.

Yo tengo una cuenta directa de uno de estos niños.

La madre no quiso que vacunaran a su hijo.

La enfermera que vino a la casa le hizo creer que era compulsivo.

La madre cedió... el niño está ahora impedido: física y mentalmente (parálisis espástica).

La vacunación costó $30 millones. ¿Por qué hubo una voluntad tan asesina?

 

Como las gentes Nativas, las personas de Quebec son también un "fastidio". Ellos creen en su identidad cultural y en la soberanía. Lo que es más, Québec, con sus territorios Nativos, abarca grandes depósitos de agua, a la que muchas multinacionales llevan puestos sus ojos. Como un conocido mío que se sienta en una silla del Directorio de Aguas de California dice, "El agua hoy es oro ". ¿Podría uno pensar en una arma biológica más apropiada que posiblemente les quite cualquier impedimento para acceder a ese recurso?

 

Las vacunaciones permiten que los estudios epidemiológicos de poblaciones recojan datos sobre la resistencia de diversos grupos étnicos a diversas enfermedades. Permite estudiar las reacciones de los sistemas inmunológicos de grandes números de la población a un antígeno (virus, microbio) inyectado por la vacunación. Si está dentro del marco de la lucha contra una enfermedad existente, o de una que ha sido provocada..

En 1987, ciertos laboratorios estadounidenses y el Departamento de Biotecnología de la India firmaron un acuerdo, autorizando la prueba de vacunas fabricadas genéticamente, en personas de la India. Este acuerdo fue resuelto con feroz oposición, porque dio acceso a perfiles epidemiológicos y de inmunidad de toda una población. Estos datos son sumamente importantes desde un punto de vista militar. Es aun más valioso porque India nunca ha experimentado fiebre amarilla.

Y, en momento de escribir este libro, yo solamente sabía de un manojo de casos de SIDA. ¡Sobre, y encima de todo eso, los laboratorios privados estadounidenses propusieron probar productos en la población India, ¡para la cual no tenían ningún derecho de probar en los Estados Unidos! ¡Y las autoridades de la India asintieron!

 

La vacunación está un arma biológica a servicio de la guerra biológica. Permite apuntar a las personas de una cierta raza, y deja a otras, que están más o menos cerca, intactas. Hace posible intervenir en el linaje hereditario de cualquier seleccionado. Nace una nueva especialidad. La ingeniería genética. Está floreciendo, disfruta mucho prestigio, y está recibiendo sustancial respaldo para investigación. El desafío está tambaleando.

¡Para encontrar una vacuna que da una enfermedad contra la que ya tenemos la vacuna! De esta manera, podríamos enviar tropas que ya han sido vacunadas contra la vacuna asesina, que ellos, entonces, extenderían entre el enemigo. ¡Es completamente loco y demencial! Entretanto, el robo industrial está en completo auge. El Capitán y biólogo de la Armada estadounidense en Fort Detrick, Neil Levitt, reportó la desaparición de 2.35 litros de una vacuna experimental. Una dosis suficiente para contaminar al mundo entero.

Fort Detrick es un laboratorio de investigación que fabrica las vacunas. Realmente está ubicado cerca de Washington, en Maryland, y está atado al Instituto Nacional de Cáncer en Bethesda, un suburbio de la capital. Es apenas asombroso que, en cada campaña importante de vacunación, uno encuentra la misma tela enredada. El gobierno, el ejército, San O.M.S. (Organización Mundial de la Salud), financieros, investigadores, laboratorios, universidades, la CIA, y el Banco Mundial.

No perdamos de vista el hecho que: En nombre de la defensa de nuestros países, nosotros fabricamos la más asesina de las armas. La guerra; ya sea biológica o no, es guerra. Y las armas matan. La guerra biológica es un negocio gigante, financiado, en gran parte CON NUESTROS FONDOS, a través del ejército, investigaciones, y nuestras donaciones. También está financiado, y sin nuestro conocimiento, CON NUESTRAS VIDAS. Aquéllas de nuestros niños y de millones de inocentes que han sido sacrificados.

Somos nosotros, aquellos que vivimos en el mundo occidental, que somos responsables de todas las enfermedades y actos de genocidio en el mundo. Por nuestra aceptación de vacunaciones, tanto en casa como en el extranjero.

 

http //www.pnc.com.au/~cafmr/online/vaccine/index.html

http //www.unc.edu/~aphillip/www/vaccine/informed.htm

http //www.new-atlantean.com/global/vaccine.html

http://www.909shot.com/

http://www.gn.apc.org/inquirer/rubella2.html

http //www.unc.edu/~aphillip/www/vaccine/informed.htm

http://www.avn.org.au/ 

Karin Schumacher
Vaccine Information and Awareness
12799 La Tortola
San Diego, CA 92129
619-339-5498 (voicemail)
619-484-1187 (fax)
[email protected]
http://home.san.rr.com/via/

mariano.o:
gracias por publicar.

Elohim:
Bienvenido Mariano, aqui hay mas del tema

http://www.loqueignoras.com/foro/nuevo-foro/

http://www.bibliotecapleyades.net/salud/salud_vacunas.htm

Elohim:
Vacunas - La Historia Completa - Médicos, Enfermeras y Científicos Protegiendo a Su Hijo y a Ud. Misma, no dejen de leer este documento avalado por una larga lista de profesionales de la salud, muy  importante para entender el problema de las vacunas.




Vacunas: Siga la historia completa Médicos, enfermeras y científicos protegiendo a su hijo y a Vd. Misma

Nicola Antonucci, MD
Todd M. Elsner, DC
Alexander Kotok, MD, PhD
Máximo Sandín, PhD
David Ayoub, MD
Jorge Esteves, MD
Eneko Landaburu, MD
Len Sa****, MD
Nancy Turner Banks, MD
Edward "Ted" Fogarty, MD
Luc Lemaire, DC
Michael Schachter, MD
Timur Baruti, MD
Jack Forbush, DO
Janet Levatin, MD
Viera Scheibner, PhD
Danny Beard, DC
Milani Gabriele, CRNA, RN
Thomas Levy, MD, JD
Penelope Shar, MD
Françoise Berthoud, MD
Sheila Gibson, MD, BSc
Stephen L'Hommedieu, DC
Bruce Shelton, MD, MD(H)
Russell Blaylock, MD
Mike Godfrey, MBBS
Paul Maher, MD, MPH
Debbi Silverman, MD
Fred Bloem, MD
Isaac Golden, ND
Andrew Maniotis, PhD
Kenneth “KP” Stoller, MD
Laura Bridgman, FNP, ND
Gary Goldman, PhD
Steve Marini, PhD, DC
Terri Su, MD
Kelly Brogan, MD
Garry Gordon, MD, DO, MD(H)
Juan Manuel Martínez Méndez, MD
Didier Tarte, MD
Sarah Buckley, MD
Doug Graham, DC
Sue McIntosh, MD
Leigh Ann Tatnall, RN
Rashid Buttar, DO
Boyd Haley, PhD
Richard Moskowitz, MD
Adiel Tel?Oren, MD, DC
Harold Buttram, MD
Gayl Hamilton, MD
Sheri Nakken, RN, MA
Sherri Tenpenny, DO
Lisa Cantrell, RN
Linda Hegstrand, MD, PhD
Christiane Northrup, MD
Renee Tocco, DC
Lua Català Ferrer, MD
James Howenstine, MD
Amber Passini, MD
Demetra Vagias, MD, ND
Jennifer Craig, PhD, BSN, MA
Suzanne Humphries, MD
Ronald Peters, MD, MPH
Franco Verzella, MD
Robert Davidson, MD, PhD
Belén Igual Diaz, MD
Jean Pilette, MD
Julian Whitaker, MD
Ana de Leo, MD
Philip Incao, MD
Pat Rattigan, ND
Ronald Whitmont, MD
Carlos de Quero Kops, MD
Joyce Johnson, ND
Zoltan Rona, MD, MSc
Betty Wood, MD
Carolyn Dean, MD, ND
A. Majid Katme, MBBCh, DPM
Chaim Rosenthal, MD
Eduardo Ángel Yahbes, MD
Mayer Eisenstein, MD, JD, MPH
Tedd Koren, DC
Robert Rowen, MD

Los arriba firmantes representan un espectro que incluye pediatras, médicos de familia, cirujanos del cerebro y profesores de Patología, Química, Biología e Inmunología. Todos ellos han investigado independientemente y han llegado a unas conclusiones, las cuales se pueden leer en este documento.
Las abreviaciones MD, DO, MB, MBBCh hacen referencia a doctorados en medicina. El indicador significa experiencia médica y estudios de medicina en distintas especialidades. FNP significa enfermera familiar.

Ver documento

http://www.bibliotecapleyades.net/archivos_pdf/vaccinereport_esp.pdf



---

Navegación

[0] Índice de Mensajes

Sitemap 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 
Ir a la versión completa